La deportación y la cancelación de la expulsión

Trabajemos Juntos

La deportación es el peor resultado posible para cualquiera que emigra a Estados Unidos. Es un riesgo para quienes ingresan al país tanto legal como ilegalmente, y es difícil detener los procedimientos de deportación una vez que han comenzado. Si corre el riesgo de la deportación, obtenga más información sobre cómo se consigue este resultado y qué opciones de ayuda tiene a su disposición.

Procedimientos de expulsión

Los procedimientos de expulsión generalmente comienzan cuando un inmigrante es detenido o se convierte en el blanco de una investigación criminal. Recibirá un «aviso de comparecencia» del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) que le ofrece la oportunidad de encontrar un abogado de inmigración y comenzar a construir su caso antes de presentarse ante un juez de inmigración.

Causas de la deportación

Independientemente de si ha ingresado al país de manera legal o ilegal, aún podría encontrarse frente a un juez de inmigración argumentando por qué se le debe permitir permanecer en el país. El aviso de comparecencia describirá por qué el gobierno planea efectuar la deportación, por lo que su abogado puede comenzar a trabajar de inmediato en una estrategia de defensa exhaustiva. Hay varias razones por las cuales ICE podría decidir deportar a un individuo:

  • Está trabajando sin autorización o ha violado otro de los términos de su visa
  • Ha sobrepasado el límite de tiempo de su visa
  • Ha participado en fraude matrimonial
  • Fue detenido, acusado o condenado por un delito
  • Ha violado una orden de protección o de alejamiento
  • Ha ingresado a Estados Unidos de manera ilegal
  • Ha falsificado la documentación de inmigración
  • Ha dado información falsa a un funcionario de inmigración

Defensa contra la deportación

Si evitar la deportación es su prioridad, trabajar con un abogado de inmigración experimentado es esencial. Los jueces de inmigración han escuchado todas las excusas del mundo, y aunque usted crea que su caso es el más fuerte de todos, es muy poco probable que le gane al sistema legal de EE. UU. por su cuenta. En Sandoval & James, nuestros abogados utilizan su amplia experiencia en la corte de inmigración para encontrar la defensa adecuada para usted. Las posibles opciones incluyen:

  • Solicitar la residencia permanente legal a través de un familiar o empleador
  • Solicitar la residencia permanente legal como víctima de un delito o la violencia doméstica
  • Permanecer en el país en virtud de la Ley de la Convención contra la Tortura
  • Solicitar asilo
  • Demostrar que en realidad tiene la ciudadanía y que la deportación no es posible

Cancelación de la expulsión

Para muchas personas que enfrentan la deportación, la cancelación de la expulsión es la opción más viable. Para calificar, debe cumplir requisitos muy estrictos. La cancelación de la expulsión ayuda a algunos residentes permanentes y no permanentes a evitar los procedimientos de deportación. Para que se otorgue una cancelación de la expulsión, un residente no permanente debe demostrar tres cosas:

  • Que ha permanecido en Estados Unidos durante al menos 10 años antes de los procedimientos de deportación
  • Que tiene un fuerte carácter moral y no ha sido condenado por ciertos delitos
  • Que su expulsión crearía dificultades excepcionales para un cónyuge, padre o hijo que sea ciudadano estadounidense o residente permanente

Si un residente permanente es condenado por un delito y está programado para ser expulsado del país, también puede solicitar la cancelación de la expulsión como un remedio legal. Para calificar, debe haber permanecido en Estados Unidos durante los últimos siete años. Además, no debe haber sido condenado por un delito dentro de sus primeros cinco años como residente.

Es importante tener en cuenta que los residentes no permanentes solo pueden solicitar la cancelación de la expulsión una vez. Si su solicitud de cancelación es denegada o si alguna vez pierde su residencia, no puede volver a solicitar una cancelación de la expulsión.

El hecho de que se aprueba o no su solicitud de cancelación de la deportación depende en gran medida de qué tan fuerte sea su defensa y del juez que se asigne a su caso. Su abogado debe demostrar que, sin duda, cumple con todos los criterios relevantes, así que prepárese para proporcionar documentación sustancial. Es posible que se le solicite que presente pruebas de que no ha salido de Estados Unidos en los últimos siete o diez años, pruebas de cualquier propiedad que posea, registros y declaraciones bancarias y evidencia de que su expulsión sería una dificultad excepcional para su familia.

Si usted se enfrenta a un proceso de deportación, necesita representación legal inmediatamente. Póngase en contacto con el equipo de Sandoval & James al 512-647-2314 para revisar sus opciones legales.