Broken Bone Personal injury

Responsabilidad de productos

Trabajemos juntos

Todos somos consumidores. Casi cada momento de cada día, incluso mientras dormimos, estamos rodeados de productos que hemos comprado y en los que confiamos por varias razones. Los juguetes con los que juega su hijo, los electrodomésticos, los dispositivos y las herramientas que utiliza en casa, el automóvil que usa para ir al trabajo, la medicina que toma: estos son solo algunos ejemplos de los productos que encontramos todos los días. Dado que están en el mercado y disponibles para la venta, damos por hecho que estos productos son seguros, confiables y apropiados para nuestro uso. Pero con demasiada frecuencia, no es así.  

Cuando la avaricia corporativa causa lesiones al consumidor, lo defendemos

El hecho de que un producto se encuentre a la venta en tiendas o tenga el sello de aprobación del gobierno no significa que sea seguro, que funcione como se anuncia, o que no falle o se rompa catastróficamente. Los productos de consumo peligrosos y defectuosos lesionan y matan a miles de estadounidenses cada año. Estas lesiones y muertes no ocurren debido a accidentes aleatorios o imprevistos o al mal uso de un producto por parte del consumidor. 

Todo lo contrario: los consumidores sufren y experimentan pérdidas físicas y psicológicas extremas únicamente porque las empresas toman una decisión consciente de priorizar las ganancias sobre las personas. Pueden ahorrar unos pocos dólares y poner su producto en las tiendas más rápido al cortar presupuestos y diseñar, fabricar o vender productos que saben o deberían saber que no son seguros para el uso del consumidor.

En Sandoval James, nuestros abogados de responsabilidad de productos en Austin responsabilizan a las compañías avariciosas o negligentes por las lesiones y pérdidas que causan, y obtienen compensación para los consumidores cuyas vidas han sido interrumpidas o cambiadas para siempre debido a un producto peligroso o defectuoso.

¿Qué es la «responsabilidad de productos»?

El término «responsabilidad de productos», que es la base de las reclamaciones por lesiones relacionadas con productos peligrosos o inseguros, tal vez no sea muy adecuado. Las personas no se lastiman por el producto en sí, sino más bien por los actos u omisiones de empresas que deberían haber reconocido algún problema o que de alguna manera fueron negligentes. 

El diseñador puede haber desarrollado mal el producto. El fabricante puede haber cometido un error al producirlo. Junto con el minorista, es posible que no hayan advertido a los consumidores sobre los peligros del producto o que incluso hayan ocultado la verdad o ignorado sus riesgos.

La ley de responsabilidad de productos de Texas estipula que los consumidores perjudicados por un producto defectuoso, inseguro o peligroso pueden buscar compensación de los diseñadores, los fabricantes, los distribuidores y los minoristas que producen, distribuyen o venden productos peligrosos de manera negligente.

Tipos de reclamos por responsabilidad de productos

Muchos tipos de negligencia pueden formar la base de una demanda por responsabilidad de productos. Las tres bases principales de la mayoría de estos reclamos son:

 

  • Defectos de diseño. Estos casos se centran en si una empresa podría haber producido un producto a partir de un diseño más seguro sin perder la función o el propósito. 
  • Defectos de fabricación. Incluso si se diseña de manera segura, un producto puede ser peligroso si se fabrica de manera incorrecta o no sigue las especificaciones del diseño. 
  • Defectos de comercialización. Estos reclamos incluyen la falta de advertencia a los consumidores sobre los riesgos prevenibles y conocidos. Los errores de empaque y etiquetado también pueden formar la base de demandas por responsabilidad de productos por defectos de comercialización.

 

Batallamos contra las empresas en casos de responsabilidad de productos en Texas

Nuestra firma de abogados de responsabilidad de productos en Austin ofrece representación experta en casos de lesiones y muerte por negligencia relacionados con todo tipo de productos de consumo defectuosos o peligrosos, incluyendo:

  • Productos domésticos
  • Juguetes
  • Productos para bebés
  • Materiales de construcción
  • Herramientas
  • Comida contaminada 
  • Electrodomésticos
  • Productos con embalajes peligrosos
  • Equipamiento deportivo y de seguridad
  • Automóviles
  • Frenos de automóviles y neumáticos
  • Drogas defectuosas
  • Dispositivos médicos
  • Equipamiento de jardinería

Llame a Sandoval James para hablar sobre su reclamo de responsabilidad de productos

Si ha sufrido lesiones o uno de sus seres queridos ha perdido la vida debido a un producto defectuoso y desea hablar sobre su situación, llame a Sandoval James hoy para agendar una consulta inicial gratuita al 888-888-0210 o contáctenos en línea. Esperamos que nos dé la oportunidad de ofrecele ayuda.