Accidentes con conductores ebrios

Trabajemos Juntos

Es una historia trágica y exasperante que se cuenta con demasiada frecuencia. Alguien se pone al volante después de haber bebido demasiado. Sabe que conducir borracho es ilegal. Sabe que pone su vida y la de los demás en grave peligro. A pesar de todo esto, se convence a sí mismo de que está bien y que puede llegar a casa sin problema. Y luego, en un instante, se ve que estaba terriblemente equivocado.

Elecciones imprudentes. Consecuencias trágicas.

Los conductores ebrios lesionan y matan a decenas de miles de estadounidenses cada año. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, 10 000 personas (nuestros hijos, parejas, amigos y vecinos) perdieron la vida innecesariamente a causa de los conductores ebrios en 2017. Eso equivale a 30 personas matadas por conductores ebrios todos los días. Aquí en Texas, en 2017 se registraron más de 13 000 accidentes relacionados con el alcohol, lo cual resultó en 521 muertes y más de 1200 lesiones, según el Departamento de Transporte de Texas.

Lo que hace que estas trágicas pérdidas sean aún más difíciles para las víctimas y las familias es saber que sus vidas han cambiado para siempre porque otro conductor fue tan irresponsable, imprudente y negligente. Los conductores ebrios pueden elegir conducir bajo la influencia, pero las víctimas inocentes son las que deben vivir con las consecuencias.

Justicia en Texas para las víctimas de accidentes por conducción en estado de ebriedad

En Sandoval James, PLLC, creemos vehementemente en la justicia para aquellos que sufren por la negligencia de otros. Hemos dedicado nuestras carreras al cuidado de las víctimas de lesiones y sus familias, incluidos aquellos que sufren pérdidas incomprensibles a manos de conductores ebrios.

En Austin y en el resto de Texas, nuestros abogados de lesiones por accidentes de conducción en estado de ebriedad ofrecen a las familias asesoramiento y apoyo en los momentos más difíciles. Nuestra representación resuelta y audaz les ayudará a conseguir la máxima cantidad de compensación disponible por sus lesiones y pérdidas. Hemos representado a clientes en miles de casos de accidentes automovilísticos, muchos de los cuales involucraron conductores intoxicados, y hemos obtenido millones de dólares para nuestros clientes a través de acuerdos o juicios.

Casos penales y demandas civiles contra conductores ebrios

Conducir en estado de ebriedad (DWI por sus siglas en inglés) es una forma extrema de negligencia. En Texas y en cualquier otro estado, también es un delito grave que puede dar lugar a sanciones penales severas para los condenados, incluyendo una estancia larga en la cárcel. Pero estas sanciones no incluyen una indemnización para las víctimas del delito. Obtener una compensación requiere presentar una demanda civil por lesiones personales. Si bien estos son dos procedimientos distintos con diferentes reglas y estándares de prueba, los procedimientos penales para un conductor ebrio pueden tener un gran impacto en las demandas por lesiones personales o muerte por negligencia.

Las pruebas que utilizan los fiscales de Texas para obtener condenas por DWI, incluyendo informes policiales, pruebas de sobriedad, análisis de sangre, aliento o químicos, y el testimonio de testigos, también pueden ser críticas para demostrar negligencia en una demanda por lesiones en casos de conducción en estado de ebriedad. Si al final el conductor es condenado por DWI en un caso penal, esa condena también puede usarse como evidencia de negligencia en una demanda civil.

Incluso si se absuelve al conductor ebrio o no es procesado por DWI, un buen abogado de lesiones personales aún puede demostrar que el alcohol estaba en su cuerpo y que afectó su habilidad de manejar cuando ocurrió accidente. El hecho de que el contenido de alcohol en la sangre de un conductor fuera inferior al límite legal de Texas no significa necesariamente que no estuviera embriagado o que no actuara de manera negligente.

Si un conductor ebrio ha afectado su vida, contacte a Sandoval James hoy para agendar una consulta inicial gratuita.

En Sandoval James, nuestros abogados de accidentes de conducción en estado de ebriedad de Austin aportan una ética de trabajo inigualable, una profunda compasión y un compromiso personal con la representación de las víctimas cuyas vidas han sido devastadas por conductores intoxicados. Somos implacables en nuestros esfuerzos para obtener una compensación total para nuestros clientes y agradecemos la oportunidad de ayudarle a usted.

Para agendar una consulta inicial gratuita, llámenos hoy al 888-888-0210 o contáctenos en línea.